PROCESOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR (10)

PROCESOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR.- (10).-

Hay problemas y cuestiones que todo mundo sabe, como son el desarreglo general del devenir y la función real de la persona, el roll que debe cumplir para comportarse como tal, las cuestiones laborales y del trabajo, el problema de la productividad, la función del dinero y la economía, la cuestión de la femineidad o el papel de la mujer, el machismo inveterado del varón, el significado del ocio, del descanso y de las diversiones, el trasfondo de las ideologías , de las religiones, de las ciencias, artes y tecnologías, y un largo etcétera de actividades y situaciones vitales que habremos de ir examinando cuidadosamente para tratar de solventar la problemática que su inadecuado conocimiento y cumplimiento produce.
Por ahora se deberán estudiar solamente las cuestiones más importantes de todas ellas, que van a ir coincidiendo con la mayoría de lo que hemos citado previamente en el párrafo anterior.

Es patente, pero nadie reconoce, que el devenir y la función de la persona humana no tiene normas ni medios adecuados para emplear su vida, a efectos de una labor resolutoria adecuada y que convenga a su progreso y al de la sociedad.

Nadie se ha pronunciado de verdad sobre la cuestión de si la persona humana debe y tiene derecho y necesidad, en primer lugar, de cumplir la misión propia de homo sapiens sapiens y en segundo lugar de estudiar sobre los medios adecuados para evolucionar y progresar de verdad.

Para la mayoría de los seres pensantes, en el sistema actual que vivimos todo se ha de reducir a entrar en una serie de etapas de aprendizaje y conocimiento, con el fin de acoplarse y cumplir las diferentes operaciones y funciones que los gobiernos dictaminan convenientes y necesarias para conseguir los recursos, bienes y riqueza, es decir, para que sea posible y rentable la gestión económica y política a fin de cumplimentar las necesidades densas de la persona humana y de la sociedad específicamente.

Esto es así, porque desde tiempos inmemoriales, el ser humano siempre se ha visto limitado, y no del todo adecuado para proporcionarse por sí mismo los recursos necesarios a su desarrollo y subsistencia.

Por tanto, debía salir necesariamente una norma que pronto se hizo ley, de que el más fuerte debería ser el más apto para conseguir medios de vida y defenderse a sí mismo y a los demás.

Este condicionamiento, es decir, la prominencia y predominancia del poder y de la fuerza, se ha extendido,(y se sigue haciendo) a todos los matices y facetas de la personalidad humana, de manera que muy pronto se convirtió en el sistema, método y proceso que debía regir (y sigue rigiendo) la línea de vida, actividad y gobierno, y que está cabalmente representado hoy en día por el sistema de gobierno y por el capitalismo antiguo y moderno.

De esta manera, el rol principal que le toca al ser humano es prepararse para cumplir una misión que en el fondo es prototipo del poder y la fuerza, ya que el que más y mejor funcione será el que más tenga, y por tanto quien más pueda.

Desde luego, en todo tiempo y lugar, siempre ha habido quien ha intentado salir de ese estado o procurar enmendarlo, pero solo se pudo conseguir algo sobre esta situación a partir del siglo XVIII, con el avenir de varios y distintos movimientos socialistas.

Sin embargo, el mundo capitalista sigue en pie por multitud de razones que a su tiempo iremos viendo; ahora, con el advenimiento y aditamento del neoliberalismo (en todos los sistemas, sobretodo en la economía), la situación se ha extralimitado y la sociedad está inmersa en una crisis especial que de verdad requiere solución inmediata, so pena de guerra, revoluciones de todo tipo o la vuelta al feudalismo.

La solución a esta situación no va a ser fácil, porque la persona humana promedio no se encuentra motivada ni generalmente preparada para ser de verdad responsable, debido especialmente al influjo no del todo adecuado ni correcto de las ideologías, y al incorrecto e injusto e inadecuado modo de vivir impuesto por la economía y la gobernanza autoritaria sobre los pueblos.

Hablando de soluciones, se debe empezar primeramente por el arreglo particular de la persona, a fin de que cualquier intento de solución pueda ser posible.

La persona humana debe TENER EN CUENTA QUE HA DE HABER UNA ENTENTE CORDIAL (un acercamiento y un arreglo) ENTRE EL BINOMIO FUERZA-PODER-ECONOMÍA-DINERO y ENTRE RAZÓN-JUSTICIA-IGUALDAD-SOLIDARIDAD, es decir que SE DEBE ENTENDER QUE TODOS LOS SERES HUMANOS TENEMOS LOS MISMOS DERECHOS Y DEBERES, Y POR TANTO NOS CORRESPONDEN LOS MISMOS MEDIOS Y POSIBILIDADES PARA VIVIR ADECUADAMENTE Y PROGRESAR PRINCIPALMENTE COMO SERES HUMANOS, SIN OLVIDAR QUE LA GESTIÓN DE ADQUIRIR BIENES Y RIQUEZA PARA VIVIR DEBE ESTAR SUBORDINADA A LA FUNCIÓN PRIMORDIAL QUE ES LA EVOLUCION HUMANA COMO SER PENSANTE Y RESPONSABLE.

ES FÁCIL COMPRENDER QUE LO LO DICHO EN EL ANTERIOR PÁRRAFO HA DE TENER RELATIVAMENTE UNA BUENA ACEPCIÓN Y RECIBO POR LA PERSONA PROMEDIO ACTUAL, Y EL INMENSO PROGRESO QUE SE HA PRODUCIDO EN TODO Y SIGUE PRODUCIÉNDOSE, HARÁ POSIBLE AL MENOS QUE LA SOCIEDAD DECIDA PONERSE MANOS A LA OBRA EN ESTA CUESTIÓN.

Se trata específicamente en que las autoridades gubernamentales y académicas de todas las disciplinas del saber, se propongan enfocar sus decisiones en el sentido que se dice en los párrafos anteriores, para que fácilmente y en poco tiempo se pudiese poner remedio a esta clase de problemas que tanto daño ha causado a la sociedad y al progreso.

Mientras esta cuestión no se arregle, vanos serán los esfuerzos para que la sociedad y el universo entren en vías de arreglos superiores, por la sencilla razón de que si la persona y la sociedad no está del todo adecuada para progresar en el mundo y nivel denso y material, difícilmente lo podrá hacer en los demás niveles de la existencia.