PROCESOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR (16)

PROCESOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR.- (16).-

No debe caber duda: LA ACTIVIDAD HUMANA ES LO QUE DETERMINA Y DECIDE SI LA VIDA DEL SER HUMANO TIENE O NO ALGO DE VALOR, SI MERECE LA PENA VIVIRLA Y SI SE VA POR UN CAMINO ADECUADO.
Parece, y sin duda es muy simple y sencilla esa frase que define el destino de todo ser viviente, pero por esa misma razón iremos viendo poco a poco la complejidad que su buen cumplimiento requiere.
Ya es sabido que la primera condición para que la actividad sea correcta, es ser y estar consciente en todo momento y lugar de todo aquello que se está haciendo, es decir, de todo lo que se está sintiendo y pensando en todo momento y en todo lugar.
Muchos pensaran que esta condición es fácil y sencilla de cumplir, ya que casi todo mundo se da cuenta de lo que hace, ocurre y pasa a su alrededor.
Sin embargo, se irá comprobando que, aunque la gente se da bastante cuenta de lo que sucede en su entorno, ello no significa ni implica verdadera concienciación tanto de lo que se hace como de lo que ocurre en realidad.
Antes de entrar a trabajar con detalle en las facetas superiores y trascendentales de la propia persona, es absolutamente necesario darse cuenta de que, si uno intenta, al menos, ser consciente de lo que pasa a su alrededor, lo primero que nota (encuentra), es la gran desigualdad y diferencia de vida entre las personas.
Por tanto, antes de hablar de arreglos superiores, se deberían corregir los desarreglos y limitaciones de tipo denso y material.
Por tanto, cada ser pensante ha de procurar que como persona humana, le sea posible cumplir todo lo que su humanidad le requiere y exige.
En otras palabras, ha de estar capacitado y posibilitado para vivir y evolucionar adecuadamente.
La situación de la sociedad no solo no posibilita que todo ser humano se desarrolle como tal, sino que además no lo quiere permitir.
Esa situación es la que ha de solventarse, porque sin su arreglo no hay posibilidad de vida verdadera.
Sin entrar en más detalles, lo que se quiere decir y exponer aquí, es que toda persona humana, antes de ocuparse de trabajar decididamente en las facetas superiores de su personalidad, ha de hacerlo necesariamente en las facetas materiales relacionadas con la cuestión socio-política y económica.