PROCESOS DE EVOLUCION SUPERIOR (23)

PROCESOS DE EVOLUCION SUPERIOR.- (23).

Es de suponer y fácil de comprobar, que una publicación como esta haya de tener, no solo un devenir y un derrotero altamente problemático, sino también una complicada y difícil comprensión, y por supuesto, una incierta e imprevisible acogida.

Porque nadie se atrevería a pensar, y ni siquiera a soñar, que en estos tiempos tan difíciles e enrevesados, podría brotar y menos salir a la luz, UN METODO Y PROCESO verdaderamente correcto y completo, que sin duda alguna habrá de ser, tarde o temprano, LA TOTAL, COMPLETA Y DEFINITIVA SOLUCIÓN a los grandes problemas que, en todo tiempo y lugar, ha tenido y tiene que solventar y superar el SER HUMANO, para cumplir la ineludible misión en su tránsito sobre la tierra, mundo denso o cuarto nivel de la existencia.

Es por lo cual iremos muy despacio, y con gran calma y tranquilidad, exponiendo las ideas y premisas componentes de los proyectos, cuya práctica hará que algún día el ser pensante pueda llegar a ser verdaderamente libre, realizarse completamente como persona y alcanzar la mayoría de edad cósmica.

No se busca que muchas personas lean estas entregas, porque no se necesita en la vida rivalizar con nada ni nadie en manera alguna, y tampoco se busca publicidad o reconocimiento personal alguno.

Sabemos que como mínimo, el 70/100 de quienes lean estos fascículos no se interesaran por el contenido de ellos; quizá solo un 5/100 de los que lo lean podrá realmente tomar en cuenta algo de lo que en ellos se dice.

Ello es así, porque esta publicación va dirigida, más que nada, a aquellas personas cuya vida responda realmente a una rectitud, corrección e integridad social y moral acrisolada, y que simultáneamente el KARMA le permita poder aceptarlas y CUMPLIRLAS.

Siguiendo la linea explicativa de la ultima entrega, se hablará ahora abundantemente del comportamiento, trabajo y comprensión que todo ser humano deberá tener frente al mundo objetivo y material.

Se hace gran hincapié en esta cuestión, porque desgraciadamente, y principalmente las religiones y los grupos esotéricos e iniciáticos, tanto de oriente como de occidente, al parecer desprecian o no dan el valor merecido al mundo material y a la materia densa y objetiva.

En efecto, es una pena observar el desprecio que muchos movimientos citados en el párrafo anterior demuestran ante todo lo material, por lo cual enfatizan grandemente toda la parafernalia idealista sobre el comportamiento y buen vivir de las personas.

Ello ha sido y es causa de que todavía se siga confundiendo la justicia con la caridad, lo cual sigue produciendo gran dolor y agravio a la vida, la justicia y a la razón.

Ello también es causa de que muchas personas cultas y de buena voluntad, no puedan tener resonancia correcta entre la vida humana y las leyes de la naturaleza.

No es de extrañar que haya hoy en día tanta gente buena que no pueda admitir el sentido trascendental de la vida, y que muchos otros seres se vean forzados a tomar la materia como el origen y la madre de la vida, de la razón y de la trascendencia.

No se está, ni mucho menos en contra de ninguna religión, de ningún movimiento esotérico-iniciático, y ni de ninguna cultura sea oriental u occidental, se trata realmente de exponer, asegurando enfáticamente, que es necesario y urgente hacer los cambios imprescindibles y correctos, que permitan a las instituciones de todo tipo tomar y presentar el rumbo correcto y adecuado para que el planeta Tierra y la vida humana no degeneren como lo están haciendo ahora a pesar de tanto adelanto social, científico y tecnológico.