PROYECTOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR (22)

PROYECTOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR.- (22).-

Antes de empezar a exponer el detallado de una acción diaria de todo punto correcta y completa, a efectos de una vida correcta y plena que nos permita, no sólo evolucionar y progresar adecuadamente, sino además tener la seguridad de que ese camino y esa acción son del todo correctas y adecuadas a lo que se dice que deben servir, se deben hacer algunas connotaciones cuyo conocimiento y acepción pensamos que son imprescindibles y convenientes.

La primera es repetir, una vez más, que la humanidad nunca ha tenido una vía correcta de vida porque, salvo algunas personalidades superiores como son los seres conocidos a veces como dioses, avatares o, aunque sea solo simbólicamente, como maestros elevados, a saber: Buda, Cristo, Osiris, Mitras y algunos más, todos los demás seres seguían y siguen un camino de evolución incorrecto e incompleto, puesto que los procesos que nos han marcado siempre las ideologías, las religiones y las líneas esotéricas e iniciáticas, no han sido ni son lo suficientemente adecuadas para el verdadero progreso y evolución del ser humano.
Alguna razón de la nulidad de todos los procesos, proyectos y métodos de evolución, se dio en la entrega número 6; ahora se añadirá algo más, consistiendo en asegurar, que lo que hicieron los Seres Superiores en la genética humana durante la segunda mitad de la Era Lemurica, fue lo más justo y arreglado que debía ser, puesto que posibilitaba al ser pensante hallar por sí mismo la vía y el método para evolucionar de verdad, sin que para ello debiera haber menoscabo de las leyes naturales y de lo que se deriva de la bipolaridad humana.
De esa manera cuando genéticamente el ser humano alcanzase el desarrollo adecuado, y las leyes universales del Karma se lo permitiesen, podría por sí mismo ver y alcanzar lo que debía hacer para evolucionar de verdad.

Ante la imposibilidad de nuestros ancestros de conocer esta realidad, se inclinaron por enfatizar los dos Polos de la Energía en forma aberrada.

El Polo Masculino, que es en síntesis la Voluntad, la Atención, la decisión, el poder y la fuerza, unos lo tomaron como la línea primordial de existencia, y de ello se derivó lo que conocemos como el patriarcado y sobre todo el Machismo.
Casi simultáneamente, y también sobre dicho Polo Masculino, enfatizaron el sinónimo de poder que más les interesaba al que llamaron Magia, cuya utilización llega hasta nuestros días.
Ambas formas de ver y enfocar el Polo Masculino, que además supone el numero pitagórico de la unidad, el 1, lo Eléctrico y Positivo de la Energía, son, sin duda no sólo incorrectas sino aberrantes.
Porque no es lógico ni justo su empleo, ya que es Machismo que prepondere el polo positivo sobre el negativo (lo cual es injusto), y en la Magia es indigno e injusto evocar a seres de cualquier clase para saber lo que uno debe conocer y alcanzar solamente cuando sea merecedor de ello, acerca de las cosas que trascienden el normal conocimiento humano.
Algo parecido ha sucedido en el Polo Femenino de la Energía, que en el ser humano implica verdaderamente la Libertad, el magnetismo, lo negativo, el binario pitagórico, el 2, la Intención, la Razón, la Justicia, la Solidaridad, etc., pero que ha dado como resultado el trato inferior que tiene la mujer en la vida humana, y en otros sentidos resulta ser la tendencia al Misticismo y sobre todo a la Alquimia.
Sí, no hay duda de que por causas que en este momento no cabe exponer aquí, pero más adelante se verán a fondo, siempre este Polo Femenino ha sido considerado como de menor categoría, y por eso no es extraño el trato indigno que tiene la mujer todavía en la sociedad moderna.
Por otra parte, nuestros ancestros enfatizaron este Polo Femenino como Alquimia o capacidad de cambio curioso y caprichoso, porque todavía no sabían que la vida es cambio y transmutación continúa, se haga lo que se haga sin distinción alguna.