PROCESOS DE EVOLUCION SUPERIOR.- (31).-

CAPÍTULO 31

Se trata ahora de ir poniendo las cosas y los hechos en el lugar que deben estar y a la vez, darles su valor adecuado y merecido.

Es por lo que, se ira precisando y completando definitivamente el sentido total (integral, democrático y trascendental) de los temas ya comentados, a la vez que se vayan dando razones suficientes sobre las demás ideas programadas en nuestro ideario.

En primer lugar, y sin duda alguna, exponemos que debería ser un imperativo categórico y una orden vital para todo ser pensante (y sobre todo para los gobiernos), que por el mero hecho de haber tenido la enorme posibilidad y suerte divina de venir a la existencia, precisamente en el cuarto nivel o plano denso y material, ha de cumplir una misión o cometido, ya que no es lógico ni de recibo, que algo o alguien este fuera de la ley universal de causa y efecto.

Ahora se trata de averiguar y saber cuál es la misión y cometido (destino) adecuado, no solo de cada ser particularizado y el de la raza humana y el lugar en que vive, sino también el por qué y cómo debe realizarlo.

Se irá por orden en este cometido:
en primerísimo lugar, hay un imperativo individual que obliga necesariamente a todo ser viviente y sobre todo a los seres humanos, consistente en que cada uno use y utilice su ACTIVIDAD VITAL CONTINUADA DE LA FORMA MÁS CORRECTA Y PERFECTA QUE SEA POSIBLE, YA QUE ESTA FUNCIÓN UNIVERSAL ES REQUERIDA NECESARIAMENTE POR LA LEY UNIVERSAL DE CAUSA Y EFECTO.

Para el acertado cumplimiento de esta primerísima función, hay que tener en cuenta la estructura humana, ya que desde la cuna a la tumba, la actividad humana tiene características especiales y distintas.

Por tanto para que el cumplimiento correcto de la actividad humana según la etapa de vida que va pasando, la sociedad debería preocuparse de estudiar y marcar claramente la función más adecuada en cada etapa de la vida, al menos hasta que cada uno llegue a lo que se conoce como mayoría de edad.

Algo de esto ya lo hace la sociedad, pero sin duda no en la forma y modo más adecuado,porque es obvio que no todo va bien en esta faceta de la existencia.

Ya las disciplinas del saber más cerca de la persona y su actividad, como son la antropología, la sicología y la sociología, deberían estudiar y tratar de cumplir sus específicos cometidos por vías mas afinadas y atinadas que las que en la actualidad recorren.

La antropología deberá hablar con mas propiedad sobre el específico y sorprendente hecho de que el ser humano llega a la existencia ya como homo sapiens sapiens, es decir: un ser capaz de LLEGAR A SER AUTOCONSCIENTE.

La sicología tendrá que revisar sus conceptos específicos, pues es patente que la estructuración y conducta del ser humano no encuentra todavía, lineas de verdad efectivas y correctas para que la actividad del individuo no se vea perturbada por incidentes.

La sociología también deberá revisar sus metidos y medidas ya que hasta el momento sus actividades especificas tratan de soslayar los problemas sociales enfatizando sus disquisiciones especulativas por vía meramente intelectual.

Todos los gobiernos deberán acoger esta temática con rigor y en contacto y colaboración con las autoridades de las disciplinas del saber anteriormente dichas, tratar de acomodar sus funciones normas mas correctas y completas.