• PROCESOS DE EVOLUCION SUPERIOR.- (1).-

    PROCESOS DE EVOLUCION SUPERIOR.- (1).-

    PARTE SEGUNDA Y SEGUNDO LIBRO.

    DETERMINANTES ESPECÍFICOS SOBRE LA ACTIVIDAD HUMANA.-

    Facetas socio-política-económica-financiera-fiduciaria-familiar-educativa-científica-sexual-lúdica-sanitaria-laboral.-humanitaria- filosófica-religiosa- trascendental.

    1.- FACETA SOCIAL HUMANA Y UNIVERSAL.

    Se empieza ya a tratar cada tema con mínimo pero suficiente contenido y detalle para su entera comprensión y su correcta realización y cumplimiento.

    Se supone, por propio convencimiento, que todo ser humano reconoce de buen grado que su idiosincrasia es la sociabilidad, es decir, que acepta libremente que su actividad vital siempre tiene alguna relación con la de los demás seres vivientes.

    Ello debe hacer comprender y tener en cuenta al ser humano, que todo acto realizado por cualquier ser, no importa donde sea y como sea, tiene necesariamente ALGO DE REPERCUSIÓN Y EFECTO REAL EN TODOS LOS DEMÁS SERES VIVOS Y ADEMAS CON TODO EL UNIVERSO.

    Es de todo punto importante que esta idea reflejada en el párrafo anterior, debe ser aceptada por todos los seres humanos, y su significado cumplido en todo momento.

    De multitud de apreciaciones procedentes del significado DE LO SOCIAL, (con injerencia o no en la vida humana y del universo), solo tomaremos en cuenta aquellas que tengan alguna relación directa o indirecta con la actividad, comportamiento y devenir del ser humano y del universo.

    No hace falta hacer demasiado hincapié en la importancia de lo social (socializad) en la vida privada de cualquier persona.

    Sin duda, nadie dejará de aceptar que sin un trato social tierno, correcto, digno y adecuado en la vida familiar y en el trato ordinario con los familiares, compañeros, etc, no seria posible ni siquiera la convivencia ordinaria.

    Tampoco nadie durará de la importancia de un comportamiento social correcto tanto en la vida profesional y laboral, como en las demás facetas de la vida ordinaria.

    Mención especial merece la cuestión social cuando hace referencias alguna a la vida político – gubernamental-laboral, o la sociología en cualquiera de sus ramas o acepciones conceptuales.

    Nadie duda e ignora sobre la conveniencia y necesidad de un comportamiento social correcto y digno en la vida privada y publica a nivel ordinario, pero cuando entra en juego un mínimo incluso sobre la interpretación de lo social como disciplina del saber o con relación a lo político-social, es imposible todavía encontrar significados y posturas ni siquiera semicorrectas en su discusión, interpretación o comprensión adecuada.

    Y esto es así, por varias razones, pero principalmente porque a pesar de que la humanidad ha progresado y progresa bastante en el estudio y comprensión del macrocosmos (universo), el micro-macrocosmos ( el sistema solar) y todo lo referente al planeta tierra, no ha sabido ni sabe comprender todavía su microcosmos (su cuerpo y su siquismo).

    Otra razón importante consiste en que el ser humano no sabe interpretar adecuadamente su configuración bipolar como persona, y por tanto le es punto menos que imposible armonizar su parte masculina (voluntad, atención, fuerza, poder, magia, etc), con la femenina (libertad, intención,razón, justicia, solidaridad, alquimia, etc).

    Todo ello es el reflejo continuo que se da y se ve, clara y desgraciadamente desde tiempos inmemoriales, en la vida ordinaria, pero sobre todo en lo político y lo laboral.

    Si empezamos por la misma palabra SOCIOLOGÍA, es una pena comprobar que su estudio y empleo significa en general, (salvo excepciones) o bien, un agiornamento al estudio y comentario de la situaron política vigente, o bien, al comentario meramente conceptual de cualquier evento o efecto social.

    Siguiendo nuestra linea de interpretación de la vida y la existencia que siempre es y será, como mínimo, totalmente integral, democrática y trascendental,
    no tenemos mas remedio que exponer nuestra estupefacción al ver la confusión de la raza humana al ni ser capaz de portarse como ser verdaderamente social en todas las facetas de su personalidad.

    Decimos esto porque si todo mundo comprende y acepta un comportamiento social en la vida privada y normal, cómo es que no acierta a ver con buenos ojos, o al menos con normalidad, los movimientos de refuerzo y ampliación social que surgieron en el siglo XVIII?……

    Aunque en verdad esos movimientos susodichos no tenían, según se desprende de su derrotero, un desarrollo e ideario verdaderamente integral, democrático y trascendental, sin embargo en lo social suponían algo de avance y progreso, que en contraste con el oscurantismo y rigor de la vida feudal, y el autoritarismo de la edad moderna algo podía significar.

    Lo más significativo es que estas dos lineas de ver políticamente la vida, se incrustaron en la sociedad sin fundamento real y funcional, porque solo se trata de comprensiones encontradas y disquisiciones dispersas acerca de acerca del modo de interpretar la vida……

Comments are closed.