PROCESOS DE EVOLUCION SUPERIOR.- (3).-

PROCESOS DE EVOLUCION SUPERIOR.- (3).-

SEGUNDA PARTE Y LIBRO SEGUNDO.

DETERMINANTES ESPECÍFICOS SOBRE LA ACTIVIDAD HUMANA.

Facetas social-política-económica-financiera-fiduciaria-familiar-educativa-científica- tecnológica- filosófica-artística-lúdica-sexual-laboral-sanitaria-humanitaria-religiosa-trascendental, etc.

1.- Comentarios sobre la fase A, anunciada en el fascículo anterior: LA ACEPTACIÓN RACIONAL DE QUE ESA SITUACIÓN DE BIENESTAR Y ACOMODO MATERIAL ES LA PROPIA Y LA ADECUADA A LA SECUENCIA VITAL DE CADA SER HUMANO Y AL VIVIR CON SEGURIDAD DE QUE SIEMPRE SERÁ ASÍ.

1.- 3: Nadie se ha preocupado en averiguar por qué esta cuestión que estamos examinando, apenas ha sido tenida en cuenta por los gobiernos y las entidades intelectuales oficiales, ya que las condiciones de vida actuales no son propicias a ser conscientes del comportamiento humano.

En efecto, los gobiernos en general, (salvo excepciones) siempre han deducido que los pueblos han ser manejados y dirigidos, y para ello siempre han creído conveniente apartarlos de todo lo que implicase cultura y bienestar personal, puesto que siempre han presentido que los pueblos eran sus antagónicos naturales y no convenía darles ninguna clase de beneficios y oportunidades de progreso.

Incluso en estos tiempos, y principalmente en España y en los países latinoamericanos, todavía se ponen toda clase de obstáculos a la culturización y al bienestar del pueblo.

En todo tiempo y en todo los lugar, siempre ha sido y sigue siendo una constante, la oposición de las clases pudientes y poderes constituidos al bienestar y a la voluntad popular, puesto que siempre lo tomaban como impropia e inadecuada, no solo a la evolución humana, sino contraria a sus intereses.

Hoy en día, toda mente integra, sana y justa reconoce que eso no debe ser así, porque aunque siempre se creyó que el poder y la fuerza podían, y por tanto debían, justificar todo acto y toda situación, hoy en día eso ya no se sostiene en buena lógica y en justicia real.

Se debe reconocer por todo mundo que esta inveterada y antedicha cuestión que estamos dilucidando, es la que ha supuesto en la sociedad el nacimiento (establecimiento) del Patriarcado, y que ese evento, por evolución se ha convertido en el Machismo actual, que como está unido e impregnado en el polo positivo de todo acto, y sobre todo en la actividad del macho humano, se hace muy difícil de reconocer y erradicar en la actualidad.

No consideramos necesario hacer aquí un estudio exhaustivo del patriarcado y su heredero el machismo, porque ello es ya bien sabido por todo mundo; solo intentamos que todo ser humano reconozca y comprenda, que ambos comportamientos, ya no son de recibo en esta Era de Acuario, y por tanto que dichos comportamientos no deben ser consentidos en la actividad real, porque además, suponen una falta grave de lógica y justicia que se le infiere al polo negativo de todo ser, y sobre todo a la mujer.

Deberá ser objeto de preocupación de todo ser pensante y de todos los gobiernos, el arreglo de esta condición en el macho humano, ya que no hacerlo supone una afrenta universal al polo negativo de la vida y sobre todo a la mujer.

Nadie dude pues, que el patriarcado y en la actualidad el machismo han sido una de las causas del gran malestar en la cultura y por tanto de la falta de bienestar en la sociedad.

La principal causa y razón del malestar de la humanidad en general, como así mismo de la situación deplorable de gran parte de la sociedad, es que la humanidad, nunca ha sabido, y por tanto no ha podido reconocer que su actividad, (su energía vital singularizada), requiere y necesita ARMONIZAR el empuje bipolar simultáneo de su energía en todo momento y lugar, como ya hemos reiterado en estos escritos más de una vez.

Este desconocimiento general de la humanidad, a causa de su preconcebida incapacidad genética para que su evolución pudiera ser correcta en el tiempo, es y ha sido la causa y razón de que todas las líneas y métodos de vida y evolución que rigen en el mundo, no sean del todo adecuadas ni competentes para su realización y progreso, puesto que siempre resultarán incompletas.

De aquí es obligado deducir, que al no haber sido correcta la actividad humana hasta el momento presente, nadie debe extrañarse del desarreglo y desajuste general que se percibe y se comprueba en la evolución humana y universal.

Esperamos que uno de los fines principales de estos escritos pueda ser, al menos, el primer intento en el mundo, que trata de corregir esta deficiencia y carencia en el ser humano.

Así pues, todo lo que se presente en esta publicación, marcará e indicará el enfoque ideológico y las líneas imprescindibles de comprensión y acción, acerca de como se debe realizar ese cambio y arreglo.

Naturalmente muchos se preguntarán cuales son las credenciales que justifiquen la idoneidad de lo que aquí se expone, como así mismo la de su autor; a este respecto solo se responderá repitiendo, lo que ya se adujo al principio de estos escritos: el autor reconoce que nada o muy poco sabe de lo que aquí se expone, y que algo o alguien dentro o fuera de él mismo, (no lo sabe ni le importa saberlo), le impele y le dice (le dicta) todo lo que expone en sus escritos.

También este autor, profetizando añade, que estos escritos aunque temporalmente no sean adecuadamente recibidos y aceptados por las personas y los gobiernos, no obstante serán las pautas reales que regirán la vida y la existencia a su debido tiempo.

Por todo lo dicho en los párrafos anteriores, nadie se debe extrañar que es necesario poner en entredicho todo el acervo cultural occidental, que como resultado intelectual, sensible y moral de las culturas persas, egipcias, greco-romanas, indoeuropeas, africanas y sobre todo judaicas y cristianas, sigue rigiendo la vida del mundo occidental.

Esta cultura y civilización, sin duda ha posibilitado y permitido un interesante avance y desarrollo humanístico, científico y tecnológico, sin embargo no ha sabido ni podido solucionar la problemática meramente humana.

Ello no supone que dicha cultura y civilización deba ser recusada, olvidada o destruida, pero sí presupone y obliga a realizar cambios drásticos en sus premisas y consideraciones.

Por tanto, es también obligado y necesario reconocer que algo ha fallado y sigue fallando en el mundo y cultura, (sobre todo occidental), cuando a lo largo de los tiempos se comprueba fehacientemente, que el ser humano ha sido y es incapaz de conocer su propia personalidad a fondo, su misión y destino como ser humano, a pesar de tanto progreso conseguido y tanto tiempo pasado.

Es así mismo preciso reconocer, que los procesos de formación, conocimiento y progreso humanos han tenido que fallar a pesar del esfuerzo inmenso de las instituciones formales, porque las razones auténticas del fallo en el enfoque vital no son ni provienen del procedimiento en la formación y enseñanza, sino del desconocimiento de que LA ACTIVIDAD VITAL ES BIPOLAR, Y COMO LA HUMANIDAD NO LO SABE O NO LO HA QUERIDO RECONOCER, NECESARIAMENTE IGNORA COMO VIVIR DE VERDAD.

En la sociedad actual, y sobre todo en las clases populares, todavía hay que destacar otras razones y motivos del malestar cultural y la falta de bienestar material como, son: LA VULGARIDAD, LA LIGEREZA,LA SUPERFICIALIDAD Y LA FRIVOLIDAD, que se advierte en muchos ambientes de la vida tanto de las gentes como de los gobiernos, en el uso y empleo de LAS LEYES, LOS MEDIOS, LAS MOTIVACIONES Y LAS NORMAS que deben regir el comportamiento humano.