• PROCESOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR – LIBRO 3 – CAPÍTULO 3

    PROCESOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR.

    CAPÍTULO 3º. LA ERA DE ARIES.
    (PARTE III, LIBRO III)

    SIGLO XXI.- CAMINO HACIA LA DEMOCRACIA: NUEVA ERA, NUEVA LEY, NUEVO ORDEN, NUEVA VIDA.

    Facetas social-política-económica-financiera-fiduciaria-laboral-familiar-educativa-científica-tecnológica-filosófica-artística-lúdica-sexual-sanitaria-humanitaria-religiosa-trascendental.

    La Era de Aries empezó aproximadamente hacia los años 2.100 antes del comienzo de la actual Era, y siguió influyendo hasta el advenimiento de la Era de Piscis, hacia el año 0 de la Era cristiana.

    Los comienzos de esa Era supusieron graves y nuevas trabas a la evolución y progreso de la raza humana, porque el sentido religioso hizo nacer el Totemismo, lo cual fue el principio y origen de lo que muy pronto en el tiempo ocurriera el efecto y evento bíblico del Becerro de Oro, que por desgracia fue la causa y razón de la inveterada desvalorización de todo enfoque transcendental en la vida de los humanos; de hecho, supuso el nacimiento y consolidación de un proceso que conduciría al materialismo más descarnado propiamente dicho.

    Son de notar aquí, algunas construcciones y monumentos especiales, tales como la Torre de Babel, El Fyum, los palacios de Creta, Mari, Stonehenge, etc.

    El imperio egipcio, altamente consolidado, dominaba gran parte de los territorios conocidos, y por tanto Grecia y sus islas principales estuvieron sometidas durante algún tiempo, a dicho imperio, al menos ideológicamente.

    Ello supuso un gran adelanto cultural que repercutió sobre todo en la isla de Creta.

    Fue por aquellos primeros tiempos, cuando sucedió lo que el relato bíblico mitológico refiere sobre Abraham y su familia (según dice la biblia), de lo cual nosotros no tenemos nada que opinar ni reparar, porque implica cuestiones históricas aún no resueltas ni confirmadas.

    Sin embargo, decimos que fue por entonces cuando nació y salió la idea de la inmortalidad, como propuesta de un primario monoteísmo, que más tarde sería enfatizado por el faraón Amenofis IV.

    Hubo en aquellos tiempos importantes invasiones, como la de los pueblos pastores del África llamados Hyksos, la de los Hititas de Asia y Europa, la de los Humitas, Hurritas, Kassitas, Mitanos, Arios, Israelitas e Indoeuropeos.

    La escritura se hacía en papiros, y los fenicios inventaban el alfabeto moderno.

    El transporte marítimo era muy importante y el terrestre se hacía ya en grandes carros o galeras, y había ligeros carros de guerra.

    La navegación se realizaba por todo el mundo entonces conocido.

    Pronto empezaron a funcionar más los nacionalismos, y por ello se amurallaban pueblos y ciudades.

    Hubo largas temporadas de Matriarcado, sobre todo en el período Cáncer de esa Era.

    En ese tiempo sucedió también, o al menos así se dice, lo que cuenta el relato mitológico bíblico sobre el patriarca Jacob, la venta de su famoso hijo José que fue causa de la estancia judía en Egipto.

    El mismo relato, unas centurias más tarde, cuenta la historia y los hechos de Moisés en su proyecto de rescatar al pueblo judío de su esclavitud sacándolo de Egipto para su establecimiento en Palestina, con todo lo que ese acontecimiento supuso mientras caminaba por el desierto y pasaba a flote el Mar Rojo.

    En Grecia prosperaban fuertemente las tendencias culturales de Creta, Rodas, Micenas, y en Egipto se realizaban las portentosas obras de Karnak. que consumaron la gloria del imperio de Egipto.

    Muy pronto llegaría el faraón Amenofis 4º, crearía un cisma monoteísta que dio lugar a levantamientos de todo tipo para instaurar de nuevo el ritual antiguo de los egipcios. .

    La religión de aquellos tiempos estaba altamente politizada, por lo cual, en parte se enfatizaba la dependencia de los espíritus de raza en la sociedad.

    Hacia los siglos XII y XIII antes de nuestra Era, hubo invasiones de tipo principalmente depredador, entre las que se pueden citar la de los Elamitas, los Guti, los Libios, los Dorios, los Celtas, los Arameos, los Filisteos, etc.

    Por entonces, eran normales los saqueos para encontrar botín, y sobre todo empezó a notarse lo que significa la corrupción en el gobierno, e incluso en la religión.

    Las naciones empezaron a delimitarse con verdaderas fronteras y aduanas.

    Es de notar en esos tiempos la llamada guerra de Troya, con lo que empezaría a salir a la palestra la cultura e influjo griegos, que marcarían un hito y una frontera para las relaciones entre oriente y occidente.

    Nacieron los corporativismos, que con el tiempo darían lugar a una verdadera primicia de lo que llamamos democracia.

    Corporativismos había ya en Egipto, Fenicia, Esparta y Atenas.

    El pueblo judío empezó a regirse por reyes, en vez de líderes especiales, como Gedeón, Jefte, Sansón, Eli, Samuel, etc.

    El imperio asirio dominaba gran parte del oriente próximo, con alternativas de relativo progreso, o con crueldad y despotismo.

    Del animismo se derivarían toda clase de magias, hechicerías con oráculos múltiples, y rituales normales y a veces perversos.

    Entre los años 700 y 500, los fenicios establecieron colonias a lo largo del Mediterráneo, y navegaron por los mares Atlántico e Índico, rodeando toda África, y es posible que llegaran a América.

    Así mismo, los griegos extendieron sus dominios por Europa, y con Alejandro Magno llegaron hasta la India, expandiendo ampliamente la cultura griega por todo el mundo conocido.

    Son dignos de citar personajes como Orfeo, Solón, Tales de Mileto, Sócrates, Aristóteles, Platón y un gran número de sabios y filósofos que han marcado un hito cultural y científico para la humanidad, que permanece incluso en nuestros días.

    En el mundo esotérico funcionaban escuelas de misterios prestigiosas, como la de Tebas, Menfis, Orfeo, Seleucis, Samotracia, etc.

    Así mismo, en el oriente lejano sobresalían Lao-Tse, Confucio, Buda, etc., que con sus doctrinas fueron seguros guías de evolución para sus pueblos.

    En Grecia, se perfilaron los primeros amagos de democracia que, aunque incompleta en bastantes aspectos, puede servir en otros de paradigma para la gobernanza actual.

    Pitágoras, Pericles, Clístenes, Demóstenes, Sócrates, Aristóteles, Platón y un largo etc., son la prueba de un desarrollo especial de la cultura, de la ciencia, en una palabra de la vida, que ha servido de plataforma para mucho desarrollo cultural posterior.

    También nació el liberalismo social, de matices tanto urbanos como rurales, con todo lo que ello implica: huelgas, asonadas, etc.

    Muy pronto tuvieron preponderancia, crisis político-sociales muy variadas que implicaron fenómenos socio-políticos como dispersiones económicas, depuraciones sociales, capitalismo decadente, crisis de conciencia y reformas agrarias, sobre todo en tiempos de los griegos y romanos.

    Las Guerras Médicas supusieron, tanto en lo militar como en lo cultural, la primacía de la civilización occidental sobre la oriental.

    En los últimos tiempos de esta Era, una rama helénica contribuyó a la instauración de la cultura e imperio romano, que apoyado en la civilización griega y en la imposición de la lengua latina como idioma universal, supuso una especial coyuntura que dio una muy característica posibilidad de unión de pueblos y culturas muy diversas.

    Por supuesto, no olvidamos la importante influencia y apoyo de las diferentes razas y pueblos llamados bárbaros de Europa, África y Asia, sin cuya ayuda (influencia) tanto la cultura griega como la romana no hubieran llegado a tener la importancia que tuvieron y que todavía tienen.

Comments are closed.