PROCESOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR – LIBRO 3 – CAPÍTULO 18

PROCESOS DE EVOLUCIÓN SUPERIOR.-

CAPÍTULO.-18.- NUEVA VIDA PARA LA ERA DE ACUARIO (2).- (PARTE III, LIBRO III).-

SIGLO XXI.- CAMINO A LA DEMOCRACIA. NUEVA ERA, NUEVA LEY, NUEVO ORDEN, NUEVA VIDA.

Facetas socio – política – económica – financiera – fiduciaria – laboral – familiar – educativa – científica – tecnológica – filosófica – artística – lúdica – sexual -sanitaria- humanitaria – religiosa y trascendental.

Estamos ya culminando algunos de nuestros empeños de proyecto, consistente en el estudio y explicación de los principales problemas que como losas y espadas de Damocles han colgado y siguen colgadas sobre la humanidad y sobre el universo, y que nosotros explicaremos y expondremos para su correcta y completa solución por primera vez en el mundo.

Empezamos ya, sin duda alguna, con el más importante y principal de todos ellos, que es, con toda certeza, LA FORMA, MODO Y MANERA DE VIVIR LA EXISTENCIA, ES DECIR, COMO EMPLEAR ENTERA Y CORRECTAMENTE LA VITALIDAD HUMANA EN TODO MOMENTO Y EN TODO LUGAR.

Así mismo, aprovechamos la oportunidad para manifestar y exponer, que absolutamente, todo ser humano pensante, puede y debe, (porque está destinado y obligado a ello por naturaleza, cuando llega a ser verdadera y totalmente autoconsciente), optar a evolución superior, siguiendo las pautas que para ello sean necesarias.

También es preciso y necesario exponer y manifestar que en estos tiempos acuarianos, bastantes personas están ya preparadas, es decir, ya son aptas para evolucionar y progresar de verdad, cosa que hasta el momento solo era posibilitado a personas especiales que debido a sus vidas podrían evolucionar bien en cualquier estado o situación.

A este propósito lo que más nos acucia y apremia en nuestra tarea, es la pobre, injusta y desesperada coyuntura y situación en que el mundo está inmerso, en la mayoría de sus aspectos o facetas, pero sobre todo en los aspectos económicos, políticos y sociales.

En efecto, la situación y coyuntura del mundo no solo es equivocada, injusta e incompleta en sentido síquico y personal, (como ya hemos explicado en capítulos anteriores, a causa de la limitación genética e intelectual humana), sino que se dirige al delirio y desmadre integral, porque si se mira el enfoque económico, político y social que invade y persiste en la vida humana, haciendo que el ser pensante tenga y deba renunciar a su progreso y evolución personal para preocuparse y poner todo su esfuerzo en adquirir medios de vida (dinero) a fin de subsistir, la vida queda desequilibrada y desvalorizada, mientras que la existencia entra en oscilación, porque en el horizonte no hay punto fijo o salida que indique si existe o no la felicidad, la paz o el reposo.

Por tanto además debemos decir que no es verdad, (ni puede serlo de ninguna manera) que una evolución o vida superior exija que alguien como anacoreta se retire a grutas o montañas para mejor vivir la espiritualidad, la trascendencia o unirse con lo divino.

Tampoco es necesario y correcto para evolucionar o aspirar a la perfección o unirse con la divinidad, etc.etc. retirarse, o recluirse y vivir en monasterios de vida ascética o retirada, buscando la perfección y el misticismo, porque ello resulta un tanto incompleto y equivocado, ya que, hablando propiamente, el misticismo es una forma simple, (por incorrecta e incompleta) de enfocar y entender lo que es la verdadera perfección y evolución.

De ninguna manera es correcto y aceptable optar a la perfección o evolución superior, excusarse o evitar comprometerse o responsabilizarse de hacer la vida ordinaria, todo aquello que requiere el devenir de la existencia en sus facetas o aspectos material, social, política, familiar, académica, sanitaria, sexual, trascendental etc., etc.

De ninguna manera son correctos, los variados métodos que tantos movimientos y órdenes esotéricas, iniciáticas, ocultas, etc. (tanto de oriente como de occidente) llevan a cabo, usando y empleando líneas de tipo ritualista, que por requerir procesos que por su misma naturaleza son inapropiados e injustos, resultan de todo punto incorrectos.

Son incorrectos dichos métodos, porque ya debe ser lógico y correcto admitir y entender claramente, que evocar e invocar como ayudas las fuerzas o los influjos de seres superiores, (no humanos), es de toda forma inmoral, porque no es ético forzar ayudas exteriores, ya que los seres del espacio superiores, que sin duda nos contemplan complacidos, y sobre todo ansiosos de ayudarnos, solo lo podrán hacer (y con sumo gusto) cuando el ser humano, bien por su andadura, su evolución genética, y sobre todo por su comportamiento de verdad lo merezca.

Por tanto, todos los procesos que provienen o que son resultantes de métodos antiguos iniciáticos y esotéricos, como la masonería, la hechicería, la brujería, el wudu, el satanismo, e incluso todas las religiones, (tanto de oriente como de occidente), no pueden ni deben ser aceptados como vías auténticas y correctas de evolución y progreso, pues solo excepcionalmente y en el mejor de los casos, su efecto sería un poco similar a un acercamiento a un parvulario o kindengarten de evolución real.

En la postura existencial que los sistemas vigentes ponen a las sociedades, el ser humano, forzosamente se degrada y se perjudica de todas las maneras, ya que necesariamente ha de dar más importancia al polo masculino-eléctrico de la vida, (fuerza, poder, economía, dinero, voluntad, atención, decisión, “miedos”, magia, etc., etc.) que al femenino-magnético, (justicia, razón, solidaridad, intención, igualdad, “ignorancia-duda-entender-sabiduría”, alquimia, etc. etc.).

Por tanto la vida del humano normal y corriente en todos los tiempos, (excepto la de los adeptos superiores), no es del todo apta y completa para evolucionar y progresar, pero es indudable que si la persona es autoconsciente al menos en alguno de sus actos, su vida tiene y tendrá derecho a amortizarse e ir capacitándose para evolucionar y transmutar su status, ya que la existencia, a nivel físico es meramente cambio y vibración, y el nivel físico está naturalmente adherido al nivel etéreo y este al astral o síquico.

Por lo que ya va siendo hora que algo o alguien pueda y sea capaz de dar, exponer y presentar ante la sociedad una forma o manera (método y vía) que sea de verdad, real, correcta y completa para que todo ser humano pueda cumplir la misión a la que está destinado con respecto a la vida y a la existencia.

Eso es lo que haremos o al menos intentaremos hacer de ahora en adelante, en nuestra modesta pero ambiciosa publicación.